Su guía para un sueño saludable

¿Cuándo se encuentra apurado para cumplir con las responsabilidades del trabajo, la escuela, la familia o las tareas domésticas, reduce sus horas de sueño sin tener en cuenta las consecuencias? Al igual que muchas personas, es posible pensar que el sueño es simplemente un “tiempo muerto” en el cual el cerebro se desenchufa y el cuerpo descansa. Piénselo de nuevo.

¿Qué es el sueño?

Durante mucho tiempo, el sueño se consideró un bloque de tiempo en el cual su cerebro y su cuerpo se desconectan.
Gracias a los estudios de investigación sobre el sueño realizados en las últimas décadas, ahora se sabe que el sueño tiene distintas etapas que progresan cíclicamente durante la noche en patrones predecibles. Las funciones del cerebro y el cuerpo se mantienen activas durante el sueño. Sin embargo, suceden diferentes cosas durante cada etapa. Por ejemplo, ciertas etapas del sueño son necesarias para que podamos sentirnos descansados y con energía al día siguiente, y otras etapas nos ayudan a aprender o crear recuerdos.

En resumen, varias actividades vitales que ocurren durante el sueño ayudan a las personas a mantener un buen estado de salud y permiten que el cuerpo funcione de manera óptima.
Por otro lado, no dormir lo suficiente puede ser peligroso; por ejemplo, usted tiene más probabilidades de sufrir un accidente automovilístico si maneja cuando tiene sueño.

¿Cuántas horas de sueño son suficientes?

La cantidad de horas de sueño necesarias varía según la persona y cambia a lo largo del ciclo de vida. La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño cada noche. Los recién nacidos, por otro lado, duermen entre 16 y 18 horas al día, y los niños en edad preescolar duermen entre 11 y 12 horas al día. Los niños y adolescentes en edad escolar necesitan, por lo menos, 10 horas de sueño todas las noches.
Algunas personas creen que los adultos necesitan dormir menos a medida que envejecen. Pero no hay evidencia que demuestre que las personas de edad avanzada puedan andar sin problemas con menos horas de sueño que las personas más jóvenes. Sin embargo, a medida que envejecen, las personas duermen menos o tienden a pasar menos tiempo en la etapa de sueño profundo y reparador. Las personas de edad avanzada también se despiertan con más facilidad.

¿Por qué el sueño es saludable y escatimarlo no lo es?

¿Importa realmente que no haya dormido lo suficiente? ¡Por supuesto! No sólo importa la cantidad de horas que usted duerme, sino también la calidad del sueño. Es posible que las personas que con frecuencia tienen un sueño interrumpido o de corta duración no pasen el tiempo sufi ciente en ciertas etapas del sueño. En otras palabras, la calidad del descanso y la manera en que su cuerpo funciona al día siguiente dependen del total de
horas que duerme y de la duración de las distintas etapas de sueño que usted tiene cada noche.

Artículo Completo

2017-01-23T23:22:43+00:00